Ayuda para Padres y Otros

iStock_000022950783Medium_Af-Am-Male1040x400-1040x400

Los Padres y el Aborto:

Por cada niño perdido en un aborto, hay una madre y un padre. Los hombres suelen ser los participantes escondidos en cada decisión al aborto.

Tristemente, se estima que 70 por ciento de las relaciones terminan después de un aborto. Se ha dicho que los hombres no tienden a expresar su tristeza abiertamente como las mujeres. Sí lamentan la pérdida de sus hijos al aborto, pero de una manera privada.

Padres de niños abortados pueden experimentar ira, cólera, adicciones, congoja, tristeza, impotencia, tomar muchos riesgos, y ser incapaz de comunicarse con su pareja.

La manera en que es afectado depende de qué parte tomó en la decisión de abortar. Las maneras en que puede haber estado involucrado el hombre incluyen:

  • El padre que estaba en contra del aborto y trató de prevenirlo
  • El padre que parecía sentir ambivalencia sobre el aborto, y quien dejó sola a la mujer para que resuelva la situación sola, o que no hizo nada para prevenir el aborto
  • El padre que forzó la decisión de abortar o amenazó quitar su apoyo a la mujer si ella no abortaba.
  • El padre que no supo del aborto hasta después que había ocurrido, o que nunca estuvo seguro si hubo o no un aborto
  • El hombre que se casó con una mujer que tuvo un aborto antes de casarse

Un hombre no tiene que ser el padre del niño abortado para que le afecte la decisión. Puede ser que él:

  • llevó a la mujer a la clínica
  • le dio el dinero para pagar por el aborto
  • le animó a tener el aborto
  • no le ofreció ninguna ayuda para que ella no tenga el aborto.

Si ha estado envuelto en un aborto, hay esperanza y hay ayuda. Para recibir más información, llámanos al 888-456-HOPE (4673) o mándanos un e-mail a info@helpafterabortion.org.

Abuelos:

Los abuelos pueden contender con saber de un aborto, y con la pérdida de su nieto. Sus reacciones también dependen de cuan involucrados estaban en la decisión de abortar. Padres de la madre abortiva puede que la hayan forzado a abortar, puede que no sabían nada del asunto hasta después del hecho, o puede que hayan apoyado a su hija en esta decisión.

Los abuelos pueden exhibir algunos de estos síntomas:

  • congoja o tristeza por la pérdida de un nieto
  • ira contra su hija por quedar embarazada y tener un aborto
  • ira contra la pareja de su hijo/hija, o contra sus padres.
  • preocupación por su hijo/a, deseando resolver sus problemas emocionales o su comportamiento.
  • sentido de culpabilidad, en particular si forzaron la decisión o si creen que no percibieron las señas del embarazo.

Hermanos:

Individuos que han perdido un hermano/hermana por un aborto pueden contender con cuestiones profundas durante toda su vida. Hermanos pueden sufrir de estas maneras:

  • los hermanos   pueden exhibir el síndrome del sobreviviente, parecido a lo que ocurre en niños que han perdido un hermano por el cáncer o por una muerte accidental.
  • Puede que se sientan como niños “reemplazantes” o niños “escogidos”
  • Estos niños muchas veces tienen muchas esperanzas puestas en ellos por sus padres
  • A veces pueden experimentar la falta de la vinculación afectiva maternal
  • Algunos niños sienten intuitivamente que alguien de la familia falta

Otros que Quieren Ayudar:

Miembros de la familia extendida, tanto como amigos, puede que tengan preguntas de como facilitar la sanación de la mujer. Aunque nunca se puede forzar a alguien a buscar la sanación, se puede casualmente compartir información sobre la sanación pos-abortiva y dirigirles en la dirección apropiada.

Como hablarle a una amiga que ha tenido un aborto

EsperanzaPosAborto.org

Información conseguida del Manual del Proyecto Raquel de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) (edición del año 2009).